Hoy cumple años Fidel. Desde este rinconcito del ciberespacio, le deseamos muchas FELICIDADES.

Crecimos con él. Lo oíamos hablar de igualdad, libertad, el valor del trabajo, la importancia del estudio y la superación, el internacionalismo; opinar de hechos históricos, de personajes, de héroes; arremeter contra el imperialismo y el capitalismo; criticar la corrupción, el despilfarro y otras cosas negativas; hablar de literatura, deporte, ciencia y técnica; analizar la vida del país e idear batallas sociales y económicas.

También lo vimos junto a su pueblo en Girón, las zafras, las escuelas, los hospitales, las microbrigadas, especialmente en el Contingente Blas Roca; en medio de un huracán, preocupado por la vida de las personas y por los daños materiales.

Con dolorosa emoción vivimos aquellos momentos, quizá los más difíciles para él; pero como un caguairán que es, sigue ahí, analizando las cosas tristes de este mundo, reconociendo a los buenos y las cosas nobles, trabajando para la producción de alimentos.

Hoy, puede sentirse un hombre feliz y realizado, porque sus deseos de justicia, libertad e integración se hacen realidad en Latinoamérica y el Caribe; porque nuestros profesionales dan su aporte solidario en muchos rincones del mundo, donde hacen falta y antes eran lugares olvidados; porque ahora muchos cubanos van a África a colaborar en paz y no a luchar contra el colonialismo y el apartheid, como lo hicieron desinteresadamente antes; porque Cuba es ejemplo de resistencia y dignidad en el mundo, por eso nos defiende mucha gente honesta y se abren vínculos comerciales y económicos con otras naciones sobre bases sólidas.

Y todo eso gracias a sus enseñanzas, su espíritu de sacrificio, su inteligencia, su lealtad a los principios, su ejemplo.

Pero como guerrillero que es, no se va a acomodar. La humanidad sigue amenazada: la guerra desatada en Gaza, las graves consecuencias del cambio climático, la crisis en los países capitalistas, las amenazas del imperio, las mentiras mediáticas…

Sus ideas son, en esta hora, trincheras.