Me sirve o no me sirve, una nueva sección que inaugura Cubaidioma

Con el objetivo de contribuir a que la buena literatura latinoamericana y caribeña no sea olvidada, publicaremos en nuestro blog, y dentro de esta sección, a partir de ahora algunas obras de nuestro continente.

Nuestros pueblos tienen en la suya un caudal inmenso para continuar defendiendo su identidad, dignidad, culturas y tradiciones, para oxigenarse y combatir de raíz los problemas sociales viejos y nuevos no resueltos, para enfrentarse a esas políticas que les imponen los más ricos a costa de su subdesarrollo y el robo de sus propios talentos.

Me sirve y no me sirve es el título de un poema que pertenece a uno de los escritores más famosos de América Latina, Mario Benedetti, integrante de la llamada generación del 45. Nació en Uruguay el 14 de septiembre de 1920. Trabajó como vendedor, taquígrafo, contable, funcionario público y periodista. Incursionó en todos los géneros literarios de manera excepcional y mucha de su poesía ha sido musicalizada. Por razones políticas, abandonó  su país en 1973, para exiliarse por 12 años en Argentina, Perú, Cuba y España, a los que él mismo llamó desexilio: una experiencia con huellas tan profundas en lo vital como en lo literario. Falleció el 17 de mayo de 2009, en Montevideo, a los 88 años de edad. Ha sido merecedor de reconocimientos y premios, entre estos el Premio Iberoamericano José Martí, en 2001, y en 1989 recibió la Medalla Haydée Santamaría, de la Casa de las Américas de La Habana y fue condecorado por el Consejo de Estado de Cuba.

En Mario Benedetti el amor y el compromiso político se unieron para forjar una sólida obra que abarcó la crítica literaria, la poesía, el ensayo y la narrativa, con más de 80 libros que fueron traducidos a una veintena de idiomas.

En el poema se contrasta lo que sirve y lo que no sirve para exponer un camino de lucha contra la opresión y resaltar actitudes auténticas de quienes lo hacen con modestia, honor y firmeza, que no buscan recompensa material. La historia latinoamericana está marcada de hombres así.

Me sirve y no me sirve…

Me sirve y no me sirve
La esperanza tan dulce,
tan pulida, tan triste,
la promesa tan leve,
no me sirve.
No me sirve tan mansa la esperanza

La rabia tan sumisa,
tan débil, tan humilde,
el furor tan prudente
no me sirve.
No me sirve
Tan sabia tanta rabia.

El grito tan exacto
si el tiempo lo permite,
alarido tan pulcro
no me sirve.
No me sirve tan bueno
Tanto trueno

El coraje tan dócil
la bravura tan chirle,
la intrepidez tan lenta
no me sirve.
No me sirve
tan fría la osadía.

Sí me sirve la vida
que es vida hasta morirse,
y el corazón alerta sí me sirve.
Me sirve cuando avanza
la confianza.

Me sirve tu mirada
que es generosa y firme,
y tu silencio franco sí me sirve.
Me sirve la medida de tu vida.

Me sirve tu futuro
que es un presente libre,
y tu lucha de siempre
sí me sirve.
Me sirve tu batalla
sin medalla.

Me sirve la modestia
de tu orgullo posible,
y tu mano segura
sí me sirve.
Me sirve tu sendero,
compañero.

Be Sociable, Share!

Publicado por

avatar

cubaidioma

Este blog representa a los correctores del periódico Juventud Rebelde, diario de la Juventud Cubana, y se creó en aras de ampliar y profundizar en el uso de nuestro rico idioma español. Pretendemos retroalimentarnos de todo lo que nos aporte calidad y frescura en el uso de nuestra lengua para realizar nuestro trabajo cada día mejor.

Un comentario en “Me sirve o no me sirve, una nueva sección que inaugura Cubaidioma”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*